Recomendaciones

¿POR QUÉ DEBERÍAS LEER MÁGICO Y EBRIO?

¿Por qué deberías leer Mágico y Ebrio?

Este libro es mi más reciente trabajo. Me llevó alrededor de un año y medio para terminarlo. Fue un proceso de indagación entre archivos que se resistían a morir en el olvido.

El libro se divide en cuatro partes. La primera es Canciones para tardes soleadas que es un recopilatorio de textos que en su mayoría fueron un intento de rap y trovaba que los escribí en mi época de la universidad; por aquel entonces conocí en un taller de poesía a José Miguel Soto integrante del grupo de hiphop Menuda Coincidencia. Un día intercambiamos un par de textos y la frescura con la que leía y el ritmo que le daba a las palabras me motivaron a querer crear algo nuevo; el arte trasciende cuando después de que el artista entrega la obra al mundo alguno de los espectadores conmovido por el genio del artista siente la necesidad de crear y en sus intentos se asombra nuevamente con la capacidad del humano para llegar a lo sublime.  Me gusta esta parte porque me trae recuerdos del muchacho solitario con su guitarra recorriendo la ciudad el búsqueda de un significado valioso para su vida.

La segunda sección del libro es Alguien que quiere abrazarte rota. Estos textos originalmente se derivaron de De las estrellas a Sofía y Las viejas cartas para Ana. Un tiempo atrás pensé en incluirlos en cualquiera de ambos poemarios pero decidí guardarlos para un proyecto futuro. En ellos de nuevo surge la figura del súper yo que intenta ser el héroe que no llamaron ni necesitan. Uña puñeta mental sobre la insistencia y el aferrarse a donde nos dan señales para irnos con toda dignidad.

La tercera parte es Mágico la cual es una provocación al optimismo, el enamoramiento y la belleza. Pareciera que quien la escribió era un romántico entusiasta al que no teme que le rompan el corazón.

La cuarta parte es Ebrio donde se explora la melancolía, la tristeza, pero casi al final los textos se vuelven reflexivos y una parte de aquella alma extraviada entre la cerveza y las malas decisiones parece ser que comienza a ver una luz al final del túnel. 

En conclusión Mágico y Ebrio se vuelve un viaje a mis inicios en la poesía, mis sueños de músico, mis ganas de irme a la verga de la ciudad, mis ganas de empezar en otro lado, el enamoramiento no correspondido, la idealización que termina siempre por decepcionarte pero a su vez te deja un par de palabras dignas de recordar y una ligera irreverencia para recordar que nadie es perfecto.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.