Poemas

ANOCHE LO INTENTASTE

Ven acércate

quiero que me cuentes

de aquello que te perfora las ideas

que te tumba en la cama y te arruga

hasta llorar en posición fetal.

Sé que lo intentaste y el día de ayer

te miraste al espejo y trataste de convencerte

de que eres un fracaso y a nadie le importas;

y si eres vato te entiendo mejor

ni si quiera has podido llorar porque sigues

con el pendejo estigma de que quebrarnos

nos hace ver débiles.

Sé que lo intentaste el día de ayer

y no le cuentas a nadie

no quieres que nadie lo note

te has hecho a un lado tanto

a ti mismo

temes que te juzguen por tropezar

con las mismas piedras

que hasta sientes

que a cualquiera

le valen verga tus problemas.

Sé que si lo cuentas de inmediato te dirán

¿Cómo te pasó por la cabeza?

¿Por qué no lo dijiste?

Y como las palabras no son lo tuyo

diste las señales

dejaste de comer

de bañarte

de correr

de pintar y de cantar

bebías en excesos para

que de vez en cuando una sonrisa

se asomara.

¿Se debe a la presión por ser alguien?

Que no llega el trabajo o

no sale el proyecto.

Que el estrés del día a día

te ha guiado a pensar

que nada tiene sentido.

Que tu larga relación se terminó

y el futuro te abruma

al pensar en la soledad.

¿Deberías tenerlo todo bajo control?

No, no tiene caso

pero quiero que me cuentes

para dejarte claro

que si necesitas ayuda

tal vez no sea terapeuta

pero aquí me tienes

para escucharte

llevarte a donde me pidas

y sobre todo darte tu abrazo.

Me importas.

No me hago a la idea

de que por poco y no te lo decía

anoche que trataste

de darte un balazo.

 

Mágico y ebrio | Quetzal Noah

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *