Recomendaciones

Esto de vivir de la poesía

Hay días en los que los libros se mueven como pan caliente. Los pedidos llegan en decenas por día. De pronto me pregunto ¿en qué momento la gente comenzó a leer tanto? Pero no todo es miel sobre hojuelas. A la gran mayoría de los autores independientes les cuesta un rato llegar a este lado. Y después de que los libros han alcanzo cierto número de ejemplares y el público ya reparó un poco lo que tenía roto por dentro, comienza una nueva encrucijada para el escritor ¿Qué escribiré ahora? A veces no se trata de seguir escribiendo sino de que esto se vuelva más popular y llegue a más gente. Tengo un público lector que quizás no compre mis obras de cuento o novela porque su trip es la poesía, el ambiente bohemio y las cosas románticas. Tengo otro público que está fascinado con cualquier cosa que pueda llegar a crear y se declaran fans, tienen la taza, la camiseta, los stickers, los separadores, las gorras y toda la merch que sale de un par de versos. 

Y hay semanas en las que esto es como cualquier negocio: está muerto. Parece como si de un día para otro ya nadie necesitara la poesía, como si la gente creyera que la felicidad está en todo lo que puedas usar para impresionar a otros y no en lo que se cultiva en el corazón. Y la luz, la renta, los alimentos y los servicios no esperan a uno. Entonces uno se las ingenia. Para que el barco no se hunda el capitán necesita sabios consejos también. Hace seis años era un emprendedor. He logrado vivir de esto, ahora es una empresa con propósito. Eo de ser empresario también es pensar y repensar qué hacer para no quedarse en el camino. Esto no sólo es vender libros, es comprometerse a poner un granito de arena para crear un cambio positivo; crear una sociedad de lectores que se volverá una sociedad pensante. Cada vez tenemos por gobernantes gente más ignorante y ciudadanos menos exigentes. Hay que crear las revoluciones, echar rienda suelta a la inconformidad, que no descansen en paz los que según deberían garantizarla. Que el pensamiento se entusiasme y la locura proponga ideas, que el mundo sea un libro abierto y no una prisión de horarios y charlas sin sentido. 

Mientras me propongo escribir algo nuevo, me invade el desgano y me pregunto también ¿Para qué? ¿Tiene sentido? Y no dudo que haya un lector pasando por algo parecido en su vida y que, quizás a leer mi sentir, también pueda sentir que no está tan solo. 

 

Quetzal Noah

One thought on “Esto de vivir de la poesía

  1. Mar dice:

    Definitivamente escribir es un arte, te permite liberar emociones pero lo mejor es que por medio de letras puedes permitirle a alguien más que pueda expresarse. Felicitaciones por ese gran trabajo que haces.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.